Tag Archives: menores

Por qué los cuatriciclos no son un juego y sí un gran riesgo

11 Ene

Artículo de Diario La Voz del Interior.

La reciente muerte de un niño en Cariló avivó la discusión sobre el uso lúdico que se le da en zonas turísticas. La ley nacional los prohíbe en zonas urbanas. Son muy inestables.

Peligro. En la playa, los “cuatris” pueden ser muy inestables

El trágico deceso del niño de 12 años el jueves pasado en Cariló –al volcar el cuatriciclo que manejaba– activó la discusión sobre el uso y legalidad de este tipo de rodados. Es que a pesar de la extendida fama en lugares turísticos, las leyes nacionales y provinciales de tránsito lo consideran un vehículo de uso rural y por lo tanto impedido de circular en calles, caminos y rutas urbanas o semiurbanas.

La principal problemática es que la conducción de estos aparatos –dotados de una gran potencia– no está instalada como algo que requiere preparación, sino que se la hace de manera lúdica, cual juguete, como si no conllevara riesgos.

En cuanto al aspecto normativo, ya existen algunos municipios que optaron por fijar requisitos para su uso urbano, lo que en cierto modo contradice el espíritu de las normas nacionales.

En Córdoba

La ley provincial de tránsito no contempla la circulación de cuatriciclos. Fuentes del Gobierno provincial fueron claras: en rutas y caminos públicos, la Policía Caminera no los permite.

Los municipios en Córdoba, en tanto, son autónomos en cuanto a sus normas de tránsito, mientras no contradigan aspectos centrales de leyes nacionales o provinciales.

Una paradoja es que no está permitido su uso en la vía pública, pero al ser inscriptos en el Registro pasan a pagar la tasa a los vehículos que cobran los municipios y la Provincia.

En Córdoba, localidades como Carlos Paz, Río Tercero y Villa Dolores autorizan su circulación en sus calles, pero sólo si son conducidos por mayores de edad, con casco, espejos, póliza de seguros, título de propiedad, patente, faros y luces de giro…

Seguir leyendo artículo original.

 

Pinamar: Cuatriciclos; 100 multas por día

9 Ene

A la edad en la que todavía no aprendieron sujeto y predicado ni tienen las nociones básicas de seguridad vial, muchos nenes gozan del permiso de sus padres para manejar cuatriciclos en las playas de Pinamar.

Suena inverosímil pero es real. La irresponsabilidad de los adultos (como consecuencia, posiblemente, de la omnipotencia o la ignorancia) no cambió este verano, a pesar de los casi 50 incidentes graves ocurridos en 2011, incluido el de fines de enero, cuando un nene de cinco años atropelló a otro de cuatro (Baltasar Silvera, que sufrió heridas) mientras jugaba en la orilla de una playa del norte (ver “Antecedentes 2011”).

Es cotidiano observar en esa zona de Pinamar –a donde llegan las familias con su combo exhibicionista de 4×4 + gazebo + moto de agua + cuatriciclo– lo de cada año: adultos sin casco y con impunidad, y menores de edad conduciendo por entre la gente, o en los médanos, o en la improvisada “avenida costanera” sobre la que ni la Policía ni la Municipalidad pueden controlar –”Porque son terrenos privados”, alegan– pero que todo el mundo transita. “Acá, la única regla que se respeta, y hasta ahí, es la de los carriles imaginarios. Después es todo un desastre”, resume el dueño de un parador de la zona. “Yo estoy más con los ojos en los médanos que en el mar, hay muchos accidentes y no hay ambulancias ni bomberos cerca. Lo que no puedo entender es cómo los padres les dan los cuatri a sus hijos chiquitos. No me entra en la cabeza”, dice entre indignado e incrédulo Gastón Massaro, uno de los guardavidas de esa playa.

Si bien es más fácil encontrar cuatriciclos conducidos por menores o por adultos sin casco en esa parte de Pinamar bendecida por la “inmunidad”, también se los ve en el sector urbano. Allí, la Municipalidad hace todos los días controles sorpresivos en diferentes calles. Pero el problema no parece ir camino a una solución. En lo que va de enero, la Comuna labró, en promedio, más de 100 infracciones por día a conductores de cuatriciclos, la mitad de las cuales, de acuerdo con información oficial, es por no usar casco.

Asombrosamente, o no tanto, un tercio son por lo que los inspectores llaman una falta de “minoridad”; es decir, chicos y chicas que tienen menos de 18 años e igual transitan. En ese caso, como cuando detectan un cuatri sin seguro (el 10% de

 

Cuatriciclos: 100 multas por día. Nota en Diario Clarin.com

En Neuquén los padres deberán pagar las multas de sus hijos

11 Dic

La reforma integral al Código de Faltas aprobada ayer condiciona un comportamiento mucho más duro de parte del municipio hacia los infractores. Subieron las multas a la mayoría de las conductas penadas y se aprobó que los padres serán responsables solidarios por las infracciones que cometan sus hijos de entre 16 y 18 años.

Se revisaron 80 ordenanzas; 129 artículos de procedimiento y 436 de legislación general.

El trabajo llevó prácticamente todo el año y lo realizó una comisión especial, a partir de un diagnóstico que en marzo presentó el que por ese entonces era el bloque de Recrear. Se sumaron asesores de los bloques y los secretarios de los juzgados de Faltas de la ciudad, Federico Hauck y Néstor Arce López. Presidió el espacio el concejal Marcelo Bermúdez, quien impulsó la reforma.

En lo administrativo, el nuevo Código contempla una herramienta para evitar que nuevamente se acumulen ordenanzas que modifican aspectos particulares y dificultan su aplicación: todos los 30 de abril se incorporarán las modificaciones realizadas el año anterior. El interbloque de UNE y Proyecto Sur no acompañó las modificaciones, pero como el resto del oficialismo sí lo hizo, al igual que el bloque del MPN, la reforma pasó airosa la votación. Desde ese espacio, Santiago Nogueira detalló dos objeciones puntuales: una apuntó a que, al determinar que los padres serán responsables por lo que hagan sus hijos mayores de 16 años, plantea un piso para la propia responsabilidad de los menores de edad. “Debe ser a partir de los 18, como indica la convención de los derechos del niño”, justificó. La segunda también se refirió a la responsabilidad solidaria, pero en este caso de las organizaciones sociales respecto de lo que ocurra en actividades que convoque, por caso, una manifestación o marcha.

El nuevo Código contempla dos ordenanzas. Una donde se estipula la responsabilidad solidaria de los padres y se incorpora el trabajo de utilidad pública. Este último podrá ser la pena en sí o complementar una multa en dinero.

Las sanciones están contempladas en la otra ordenanza. Del diagnóstico surgió que había una desproporción entre la gravedad de la falta y el valor de la multa: correr picadas por las calles tenía un piso de 150 pesos. En adelante, la primera vez que un conductor sea multado por usar las calles como pista de carreras deberá pagar desde 3.500 pesos, subiendo el monto en reincidencias y otros agravantes.

vía En Neuquén los padres deberán pagar las multas de sus hijos. Diario Río Negro

Necochea: Serán severamente castigados los padres cuyos hijos menores circulen en cuatriclo en la próxima temporada

29 Nov

El motovehículo será secuestrado en los casos que se verifique que quien conduce una de estas unidades sea menor de edad.-

El municipio dispondrá de un grupo de inspectores que recorrerá la playa y controlará el tránsito de estos rodados.-

vía Serán severamente castigados los padres cuyos hijos menores circulen en cuatriclo en la próxima temporada.- | DiarioNecochea.

Casilda (Santa Fe): multarán a los padres de los chicos alcoholizados

23 Mar

Se trata de una ordenanza sancionada en la última sesión del Concejo de la localidad de Casilda; los progenitores deberán realizar tareas comunitarias o pagar entre $80 y $150 si sus hijos protagonizan incidentes en ese estado.

Ver artículo en Argentina Municipal.com

San Francisco (Cba): los padres pagan por los hijos

26 May

En San Francisco, Córdoba, los padres de los jóvenes que no pasan los controles de alcoholemia dispuestos en las salidas de los boliches deben hacerse cargo de las multas que van desde los $100 hasta los 1.000 pesos.

El intendente Martín Llaryora, quien hace unas semanas le ofreció alcoholímetros a las escuelas, después de que los docentes denunciaran que muchos alumnos llegaban alcoholizados a los establecimientos, aclaró que “para aplicar estas sanciones a los padres por infracciones de sus hijos menores no se dictaron nuevas ordenanzas, sino que se aplicará la normativa existente”. Así, el funcionario hizo referencia a que en 2004 se aprobó el Código de Faltas, que indica las penas para situaciones como las mencionadas y fija que como los menores son inimputables la sanción corresponde a los padres.

Leer artículo publicado en infobae

Otro artículo en Noticias y Protagonistas

A %d blogueros les gusta esto: